BEAM: el Módulo hinchable que se queda

BEAM: el Módulo hinchable que se queda

El Módulo de Actividad Expandible Bigelow (BEAM), perteneciente a la Estación Internacional no ha sufrido ni una sola pérdida de aire, a pesar de que se cree que ha recibido impactos de micrometeoroides aunque no han logrado aún localizarlos, estas favorables circunstancias para la ciencia y el desarrollo tecnológico ha traído como consecuencia la reconsideración al respecto del destino de este magnífico modulo hinchable.

Lo previsto inicialmente era dejarlo consumir en la atmosfera al cabo de dos años de pruebas, dadas las condiciones actuales del módulo BEAM, este seguirá acoplado permanentemente a la EEI para servir de espacio de almacenamiento, sus 16 metros cúbicos de espacio son en extremo apreciables si tenemos en cuenta que cada palmo de espacio útil cuenta dentro de esta nave espacial. BEAM es un demostrador tecnológico de cara a la construcción de módulos más grandes como el B330, que será 20 veces más grande que él, aunque aún tendremos que esperar un tiempo para verlo en órbita.